Los presupuestos cerrados, NO FUNCIONAN

Sin categoría

Los presupuestos cerrados, NO FUNCIONAN

La situación actual de pandemia por el COVID nos está cambiando. Y con ello, van a aparecer nuevas ideas de negocio que todavía están por desarrollar. Muchas de ellas, por no decir casi todas, necesitarán desarrollar tecnología que de soporte a dicha idea. Aplicaciones móviles, webs y de escritorio tomarán mucha más importancia de lo que lo hacían hasta ahora. Pero en un entorno de tanta incertidumbre querer abordar el desarrollo de esta aplicaciones con presupuestos cerrados ES UN ERROR.

Son muchos los clientes que nos piden este tipo de presupuestos para poder tener la FALSA seguridad de saber cuánto se van a gastar en desarrollar su producto. Pero entonces, ¿Cómo se aborda un desarrollo en esta situación?

“Manolete, si no sabes torear, pa’ qué te metes”

Lo primero es que conozcas lo mejor posible el sector en el que quieres desarrollar tu idea. Si no tienes ni idea del sector, o buscas un socio que sí lo tenga, o busca otra idea. 

Debes ser experto en tu sector o tener toda la intención de serlo, tú serás quién hagas ese trasvase de información a tu proveedor y aquí está la clave para que pueden desarrollar exactamente lo que necesitas. Si tienes incertidumbres sobre cómo funciona, entonces no es momento de empezar a desarrollar y si de investigar. Si tu respuesta después de investigar es que la competencia no lo está haciendo mal, activamos las alarmas. 

“El mercado manda”

Aunque creas conocerlo todo sobre cómo va a reaccionar el mercado frente a tu idea, hasta que no lances, estarás dando palos de ciego. El contexto es la incertidumbre, por tanto, aunque sueñes en grande, avanza paso a paso probando lo antes posible pequeñas versiones de tu idea. En cada nueva versión analiza cómo reaccionan tus usuarios y así aprenderás y podrás tomar mejores decisiones a futuro. Este video corto lo resume gráficamente muy bien.

“Desarrollo ágil, pero sin gilipolleces”

Para lograr un desarrollo como el que comentamos en el punto anterior lo mejor es abordarlo mediante una metodología ágil. La idea es fijar un conjunto de funcionalidades iniciales que definen nuestro Producto Mínimo Viable (MVP en inglés), es decir, lo mínimo que resuelve el problema que estamos abordando. Este conjunto de funcionalidades se van implementando por prioridad en bloques (Sprints) de 2 o 3 semanas. Al final de cada bloque hay una versión funcional de la aplicación que nos ayudará a entenderlo todo mucho mejor e incluso, reorganizar las funcionalidades que teníamos planeadas, meter nuevas o quitar las que hemos detectado que no van a aportar nada.

“Busca un proveedor de confianza”

Si buscas un presupuesto cerrado por que no te fías de tu proveedor, mejor búscate otro. Es normal sentir esta inseguridad con respecto al coste, pero hay diferentes aproximaciones para resolverlo como podéis leer en este artículo. Nosotros, desde Código Base, hacemos una estimación general del MVP tanto en coste como en tiempo para que el Cliente tenga una aproximación. Esto está condicionado a cómo van evolucionando las versiones de la aplicación, lo cual controla siempre el cliente. Después vamos facturando al finalizar cada Sprint siempre con el compromiso de terminar el MVP completo (No dejamos proyectos a medias). Hay clientes que abordan menos Sprints de los que tenían pensado al inicio y otros siguen desarrollando nuevas versiones con nuevos Sprints tras haber conseguido el hito del MVP.

Y por último, “No le digas a tu mecánico cómo reparar tu coche”

¿Te imaginas? El mecánico te miraría raro, seguro. No hagas lo mismo con tu proveedor. Tu responsabilidad es transmitir tu conocimiento del mercado y el problema que quieres resolver. El CÓMO es responsabilidad de ellos. Evidentemente tiene que haber una comunicación fluida y validar las decisiones que toma el proveedor para caminar todos en un mismo sentido. Pero aquí, de nuevo, tienes que confiar en la profesionalidad y experiencia de tu proveedor.

Si quieres conocernos un poco mejor puedes ver nuestra presentación o cerrar una videollamada con nosotros mediante este enlace

Que tengáis buen día.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra Newsletter